Antiguas Salinas Romanas de Iptuci Prado del Rey santiscal - Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, Prado del Rey

Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, Prado del Rey

Como venimos diciendo, la Sierra de Cádiz es rica en su conjunto, gracias sobre todo a la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz. Contando con un sinfín de actividades diferentes relacionadas con la naturaleza, difícil de superar. Queremos destacar una actividad única a menos de 30 minutos en coche de Hacienda El Santiscal, en Arcos de la Frontera, puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos. Las Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, en Prado del Rey.

Aunque suene extraño, no sólo se extrae sal en zonas costeras, en la Sierra de Cádiz también se puede realizar esta actividad. “De un charquito apenas visible en la inmensidad de la Sierra gaditana brota a borbotones un agua de color rojizo. De la tierra sale como un hervidero variable en intensidad de burbujas y ondas, que se va convirtiendo en reguero que llena unos estanques, que luego se convierte en corriente, que se calienta en otros estanques, de los que sale para descansar en unos compartimentos estancos en los que aquel líquido de color cobrizo termina siendo blanca sal.”

salinas de iptuci a6ae13a675f1a2286e979aacc6a239e8 300x169 - Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, Prado del ReyEn las Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, en Prado del Rey, se pueden realizar visitas guiadas de manos de José Antonio, 4º generación de propietarios, aunque la antigüedad de la salina se data en unos 3.500 años. Porque en realidad no son romanas, sino fenicias. También organiza cenas en verano, en las que busca maridar y explicar los diferentes tipos de sal. Ya que como ellos mimos presumen, la sal que produce su explotación en las Antiguas Salinas Romanas de Iptuci, es totalmente virgen y natural. Siendo los restaurantes de alta cocina, generalmente, el destino final de esta sal tan especial.

El proceso para la explotación de estas salinas es sencillo y casi tan antiguo como el hombre. Pero nada mejor que visitarlo por ti mismo para comprobar esta belleza y parte de la historia aún viva. En Prado del Rey, a unos pocos kilómetros de Hacienda el Santiscal, Arcos de la Frontera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.